Mientras que siempre es importante comunicarse con su equipo de atención médica, comunicación clara y abierta es especialmente crucial durante una situación que cambia rápidamente, como la pandemia del coronavirus. Buena comunicación con su equipo de médicos, enfermeros, trabajadores sociales y otros proveedores ayudará mejorar la calidad de su cuidado y puede también aliviar algunas de sus preocupaciones y ansiedades.

¿Como impactará el coronavirus mi plan de tratamiento? Según el sistema médico maneja el aumento de casos de COVID-19, sus citas, tratamientos y procedimientos (incluyendo cirugías) pueden ser reprogramados o pospuestos indefinidamente. En algunos casos, esto se debe a que los hospitales han reasignado el personal oncológico a unidades de COVID-19. Su centro puede trasladar algunas de sus citas a visitas virtuales de telemedicina, donde habla con su doctor por teléfono o videollamada desde su hogar en lugar de ir al consultorio. Su doctor puede ofrecer alternativas para su tratamiento programado, como pasar a un tratamiento de quimioterapia oral, si es apropiado. Para las recetas administradas en el hogar, puede ser útil explorar las opciones de servicio de entrega que ofrece la farmacia. Esta situación tiene muchos desconocidos, pero el equipo de atención médica que está administrando su tratamiento le puede proveer toda la información que ellos tengan sobre sus opciones y los plazos para asegurar que usted reciba el mejor cuidado posible bajo las circunstancias.

¿Cuáles precauciones está tomando la clínica o el hospital para reducir el riesgo de infección para pacientes y visitantes? Muchas instalaciones están cambiando sus reglas con respecto a visitantes, las consultas en la oficina y el cómo y cuándo se administrarán los tratamientos. Cuando sea posible, pregunte sobre las restricciones antes de una visita al consultorio. Por ejemplo, la clínica puede pedirle que no traiga visitantes a su cita de infusión. Si bien siempre es importante comunicarse con su equipo de atención médica tratante, la comunicación clara y abierta es especialmente crítica durante una situación que cambia rápidamente, como la pandemia de coronavirus. Una buena comunicación con su equipo de médicos, enfermeras, trabajadores sociales y otros proveedores ayudara a mejorar la calidad de su atención y también puede aliviar algunas de sus preocupaciones y ansiedades.

Usted puede también notar que otros centros de tratamientos limitan el número de personas que entran y salen, o que algunas entradas se cierran temporariamente. Si esto presenta un problema relacionado con su habilidad para caminar o estacionarse, su doctor quizás pueda pedir asistencia de otro personal de la clínica. Cumplir con las pautas de su instalación ayuda protegerse usted mismo, a sus compañeros pacientes, a los proveedores de atención médica y otros empleados del hospital o la clínica.

¿Cómo puedo limitar mi riesgo o el riesgo de mi familia de infección? ¿Tengo un mayor riesgo de sufrir complicaciones severas del COVID-19? Para limitar la exposición y el riesgo de infección, el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomienda evitar las áreas concurridas, lavándose las manos con jabón frecuentemente y por lo menos por 20 segundos, no tocarse la cara y desinfectar las superficies de alto contacto.

La CDC ha identificado grupos de alto riesgo para enfermedades severas por COVID-19, tales como los de 65 años o más, aquellos viviendo en una residencia de ancianos o en un centro de cuidado prolongado, y los que tienen condiciones actuales. Estos incluyen enfermedad de los pulmones crónica, condiciones cardiacas graves, obesidad severa y preocupaciones asociadas como diabetes, insuficiencia renal, y enfermedad del hígado. Aquellos con el sistema inmunológico comprometido, como los que están recibiendo tratamiento de cáncer, se encuentran entre los que tienen un alto riesgo. El uso de una mascarilla de tela sobre la nariz y la boca contribuye en gran medida a disminuir la propagación de COVID-19.

La información sobre los riesgos del coronavirus continúa cambiando, preguntándole a su doctor sobre su riesgo específicamente y las recomendaciones preventivas le asegura que usted reciba la información más actualizada.

¿A quién debo contactar si creo que he sido expuesto al coronavirus o si empiezo a mostrar síntomas de COVID-19? Si ha sido expuesto a alguien que da positivo en la prueba del coronavirus o si experimenta síntomas, es fundamental saber a quién llamar es crítico. Su doctor le puede proveer con el mejor consultorio, individual o número para comunicarse. En esta situación, su equipo de atención médica podrá evaluar la situación y asesorar en los siguientes pasos, como hacerse una prueba y medidas de cuarentena, cuando sea necesario.

¿Hay tratamientos o una vacuna disponible para COVID-19? Los doctores y científicos están continuamente aprendiendo más sobre el virus y los tratamientos más efectivos contra el mismo. Se están estudiando múltiples fármacos como posibles tratamientos, aunque todavía es muy temprano para evaluar la efectividad. Investigadores alrededor del mundo están trabajando para desarrollar una vacuna para COVID-19; sin embargo, la disponibilidad generalizada de una vacuna puede tomar 12 meses o más debido a los ensayos clínicos y otras pruebas de viabilidad. Esta información puede cambiar rápidamente, y su doctor le podrá informarle de los desarrollos recientes según sean anunciados.

Me siento agobiado(a). ¿Cuáles recursos están disponibles? Información nueva relacionada al coronavirus se está desenvolviendo a diario. Hasta para los que no están afrontando un diagnóstico de cáncer, es común sentirse agobiado emocionalmente, financieramente, mentalmente y físicamente por la situación actual. Su doctor puede tener sugerencias de servicios o programas en su centro de atención médica.

Adicionalmente, CancerCare ha desarrollado recursos disponibles para ayudarlo afrontar, como nuestra hoja informativa “Afrontando la Ansiedad del Coronavirus”. Los trabajadores sociales de oncología de nivel de maestría, pueden proveer gratuitamente apoyo emocional al través de consejería individual o grupos de apoyo. Los trabajadores sociales pueden ayudarle a recibir acceso a recursos adicionales en su región. Para hablar con un(a) trabajador(a) social de oncología, llame a nuestra línea gratis de ayuda Hopeline al 800-813-HOPE (4673) o visite nuestra página web www.cancercare.org para obtener más información.

Editado por Lauren Chatalian, MSW, LMSW